lunes, 22 de noviembre de 2010

ANI 2.504 M 
Desde el collado de Ernaz (Puerto de Belagua)

El collado de Ernaz, también conocido como collado de la Piedra de San Martín o modernamente, puerto de Belagua.

Aquí se encuentra el mojón fronterizo numero 262, colocado en 1858 en sustitución de la famosa Piedra de San Martín, límite fronterizo entre el estado español y francés, donde cada 13 de julio se celebra el tributo a las tres vacas. se trata de un antiquísimo paso de montaña, situado a una considerable altura 1.760 m. La modernidad viene de la mano de la estación de esquí de Arette, también aquí se encuentran algunas de las cuevas y simas más destacadas de Europa, con desniveles que superan los 1.300 metros y recorridos de varias decenas de kilómetros, la mayor parte del terreno esta cubierta de roca caliza en superficie.
La silueta piramidal del Ani domina la meseta de Larra, espacio calcáreo tallado por el viento y el agua. parajes desolados y áridos, donde el pino negro simboliza la supervivencia. La cima se haya situada en territorio francés.

Acceso desde Izaba que se encuentra en el valle pirenaico del Roncal, a los pies del Valle de Belagua.
En la parte alta de Izaba encontramos un cruce donde tomamos la carretera que se dirige a Francia NA-1.370, a tres kilómetros dejamos la carretera que se dirige a Zuriza NA-2.000.
Atravesamos todo el llano de Belagua, zona pastoril por excelencia donde encontramos numerosas bordas. Al final de esta zona en el kilómetro 11 encontramos un gran aparcamiento junto a un área recreativa, es el rincón de Belagua; aquí comienza el puerto de Belagua, en la primera curva marcada vemos un cartel indicador "Venta de Juan Pito" ignoramos el desvío y seguimos.
En el kilómetro 18 el refugio de Belagua, 2 kilómetros más arriba llegamos a un claro collado, el portillo de Erraize y 7 kilómetros después llegamos al punto más alto del puerto de Belagua (collado de Ernaz), donde hay un aparcamiento (1.760m).

Recorrido: Comenzamos por una senda que encontramos junto al mojón fronterizo 262 y progresamos por una pendiente herbosa. Varios senderos avanzan hacia la inconfundible pirámide del Arlas
.
Pasamos por debajo del collado de la Serre y atravesamos el Arlas a media ladera (por su lado derecho) hasta el collado de Pescamou, que nos proporciona una panorámica muy completa sobre el terreno que nos rodea, Countende 2.338 m y Souncoy 2.315 m a la izquierda del Ani y la alargada cresta de Añelarra 2.358 m a su derecha, en un nivel mucho mas cercano veremos a nuestra derecha el Murlong 2.045 m.
Pronto cruzaremos también el col de Baticoche donde se encuentra el denominado refugio de los espeleólogos.

Los tramos de hierba se van haciendo escasos cuando nos dirigimos al Murlong, evitaremos su muralla oriental descendiendo por los canchales, al llegar a una bifurcación, permaneceremos en el ramal de la derecha, entrando así en el imponente laberinto cárstico de los Arres de Ani. Lo vamos a cruzar por un angosto desfiladero que forma un pasillo natural, hay que seguir atentamente los mojones ganando altura por terreno siempre abrupto, alcanzamos el col de los Anis.
Enfrente emerge el Ani, pero nos separa de el una depresión que aloja un caos rocoso y además tenemos que rodearla. Perdiendo altura para entrar en este agreste circo, enlazamos con el camino que sube desde Lescun.
Siguiéndolo nos elevamos a media ladera bajo los desplomes del cresterio. Tras afrontar la trepada de un corto corredor pasamos a la cara sur, progresando en diagonal hacia la derecha por un nítido sendero remontamos la pedregosa pendiente que lleva a la cima del Ani 2.504 m.
Maravillosas vistas sobre el horizonte incluyendo las Landas francesas.

Ficha técnica
Tiempo total: 5 horas y 30 minutos.
Distancia total: 14 kilómetros
Desnivel: 850 metros.
Altitud: 2.504 m.
Tiempos de marcha: Collado de Ernaz-base del pico Arlas: 30 minutos.
                                 Base del pico Arlas-base del pico Ani: 1 hora y 30 minutos.
                                 Base del pico Ani-cima: 1 hora.
                                 Camino de regreso: 2 horas y 30 minutos.


ANI  2.504 M (INVERNAL)
Desde el collado de Ernaz (Puerto de Belagua)
Comenzamos informándonos bien sobre la situación del puerto de Belagua, hay que estar seguro de que este abierto al trafico.

 Parece ser que estará abierto para el fin de semana, preparamos todo y ¡¡AL ATAQUE!!


Subiendo el puerto de Belagua


La carretera no esta completamente limpia pero no necesitamos hacer uso de las cadenas


Aunque ya conocíamos la zona de haber estado en verano la nieve nos jugó una mala pasada, cuando nos damos cuenta ¡estamos bajando!, nos hemos pasado el collado de Ernaz, ¡no lo hemos reconocido! solo había unos huecos para dejar los coches y no se veían por ningún sitio la casa que hay aquí arriba.
No hay manera de poder dar la vuelta y tenemos que bajar hasta la estación de esquí de Arette, una vez allí vuelta para arriba.
En el lado francés la carretera esta peor y según subimos encontramos un coche parado que no puede subir , nos hace parar,  intenta coger carrerilla pero no lo consigue, de repente saca el piolet y empieza a quitar el hielo de la carretera y nos dice que le echemos una mano, ¡no tiene cadenas!, lo primero que pensé es que estaba pirao, aun y todo nos pusimos manos a la obra, según estamos picando sube el quitanieves a toda pastilla, al ver los coches frena y derrapa no me da un golpe a mi coche de chiripa, nos tenemos que apartar y sigue hacia arriba, Carlos continua picando con el pirao, yo empiezo a poner las cadenas al coche.
Un coche baja con la música a tope y también a toda pastilla, al vernos frena y derrapada, casi atropella al pirao y a Carlos. Ya solo pienso en acabar de poner las cadenas. Estamos perdiendo mucho tiempo y hay mucho loco suelto. Dos coches que suben consiguen pasar este tramos cogiendo velocidad y nuestro amigo el pirao hace lo mismo, yo ya con las cadenas puestas también para arriba con mi coche sin golpes y más tranquilo.
Llegamos al collado de Ernaz, ya hay gente que ha salido para la cima, comprobamos la nieve y decidimos salir con crampones, las raquetas las dejamos en el coche.


El primer punto delicado es el flanqueo del Arlas


Si la nieve esta helada y no hay huella, puede requerir el uso del piolet


Pasamos sin dificultades, la nieve esta lo suficientemente blanda para apoyar bien los crampones


Llegamos al collado de Pescamou, una pareja esta subiendo al Arlas


Desde el collado de Pescamou se puede obsevar el recorrido hasta el paso del Ani


En el collado de Baticoche se encuentra la cabaña metálica de los espeleólogos, en esta ocasión enterrada bajo la niebe


 Pasado el collado de Baticoche entramos en el laberinto carstico de los Arres del Ani, pero el avance es directo, la gran cantidad de nieve cubre todas las piedras y grietas


Al llegar al Paso del Ani las vistas se abren y podemos contemplar nuestra montaña al completo


Vistas desde el collado de Pescamou


Cruzando el carst de los arres del Ani se pierde altura y perdemos de vista la montaña, cuando la volvemos a ver nos damos cuente que el fuerte viento que nos acompaña desde el principio en esta zona al estar más desprotegida es mucho más intenso y además la niebla entra muy rápido.


La montaña es literalmente barrida por el viento


Echamos la vista atrás y comprobamos que también está entrando la niebla muy rápidamente por el collado de Ernaz, los picos desde el Ori hasta Lakeleta están ya cubiertos por las nubes


Llegamos al Paso del Ani


La niebla es cada vez más espesa, como si de un mago se tratase en cuestión de segundos y delante de nuestras narices hace desaparecer la montaña por completo


Decidimos no hacer cumbre en estas condiciones, nos quedaremos sacando unas fotos y regresaremos. Se agotan las pilas recargables de la cámara y al cambiarlas para mi sorpresa me doy cuenta que están todas descargadas ¡NO PUEDE SER!. Una pareja de Sopelana que también se esta pensando si hacer cumbre me dicen que las pilas están congeladas, la temperatura será de unos -10º, menos mal que la cámara de Carlos es nueva y con baterías, funciona bien.


Ya concienciados de que no haremos cumbre, estamos disfrutando de lo lindo


De repente nos damos cuenta que a despejado mucho, hablamos con dos que bajan de hacer cumbre, nos dicen que el fuerte viento del norte en la ladera sur no es tan fuerte,  la nieve esta dura y se avanza rápido, sin perder un minuto nos ponemos en marcha, la pareja de Sopelana también decide subir.
Carlos me dice que sacando fotos se quito los guantes y salieron volando !!CUANTO TENEMOS QUE APRENDER!! menos mal que esta pareja lleva repuesto y se los a prestado.


En esta imagen podemos ver por donde subiremos


Dejamos las mochilas en la base de la montaña para ascender más cómodamente, la pendiente es fuerte con rampas de hasta el 40 % de inclinación


Los amigos de Sopelana, al fondo todas las nubes que hicieron peligrar hacer cumbre


El viento en la cima es muy fuerte, sacar unas fotos y a descender


La pareja de Sopelana llegando a la cumbre


Vistas desde la cima


Vistas desde la cima


En los últimos kilómetros nos sorprende la niebla, es como una barrera donde todo acaba, no se ve el Arlas nuestro punto de referencia. Ya tenemos realizada esta ascensión en verano y conocemos la zona pero.......a esto no me había enfrentado nunca ¡ES LA OSTIA!, por detrás todo despejado y delante se acaba todo, vemos que bajan dos a lo lejos por la derecha y vamos a su encuentro. Son los de Sopelana, nos adentramos en las nubes, uno detrás del otro y bien juntitos, en algunos tramos encontramos huella, pero la mayoría esta borrada por el viento, vamos a ojo  pero la dirección seguro que es buena, aunque ya estamos arrepintiéndonos de haber subido a la cima, después de un buen rato localizamos la cabaña metálica de los espeleólogos, alguien que llevaría G.P.S. la habrá localizado y realizo un hueco en la nieve por donde se veía la chapa.
Continuamos, llegamos a un punto que los de Sopelana deciden sacar un plano, casi seguro que estamos  muy cerca del Arlas pero es imposible verlo, mi planteamiento es seguir tendencia hacia la izquierda si nos metemos en el valle del Arlas no tendremos complicaciones y apareceremos en la carretera del puerto, a la altura de la curva helicoidal, si seguimos de frente me parecía mas complicado.
Estamos todos de acuerdo y continuamos llaneando, poco a poco vamos bajando, cada vez bajamos más, solo nos asaltan las dudas de haber empezado a bajar antes del valle del Arlas, la posibilidad de pasar noche en la montaña pasa por nuestras cabezas, los de Sopelana llevan frontales y parece que hay comida suficiente...jajajajaja.
Según bajamos la niebla se hace menos espesa y podemos ver unos diez o veinte metros a nuestro alrededor, llevamos un buen rato que la nieve esta blanda y nos cuesta esfuerzo avanzar, localizamos unas balizas de lo que parece una pista de esquí, alguien dice que paremos un rato y comamos algo, a todos nos parece perfecto, el nestea de Carlos que lleva fuera de la mochila esta granizado.
Seguimos y seguimos y el fuerte estrechamiento del valle me dice que vamos en el camino correcto y tenemos que estar llegando, hasta que no veo el edificio del ferial no me quedo tranquilo, una vez en la carretera a nuestras caras volvió la sonrisa, nada más empezar a subir se hizo de noche, decidimos hacer dedo y que suba uno a por el coche, la furgoneta que nos para es grande y entramos todos.

Video de 360º desde la cima del Ani 2.504 m



Cuida del entorno y respeta la montaña.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada